Skip to main content
0
Navigation

VolvorExperiencias de Reconstrucción y Alternativas

La reconstrucción mamaria es una opción elegida por muchas mujeres tras una mastectomía, pero no es la única solución.

Experiencias de Reconstrucción y Alternativas. Existen diversos factores que influencian la decisión de recibir una cirugía de reconstrucción mamaria, que cada mujer debe evaluar por sí  misma. Existen diversos factores que influencian la decisión de recibir una cirugía de reconstrucción mamaria, que cada mujer debe evaluar por sí  misma.  

En ocasiones, sirve de gran ayuda escuchar las experiencias de otras mujeres el motivo porque realizaron su elección, y como se sentían durante el proceso. 

Algunas de nuestras amigas han compartido sus historias sobre la cirugía recibida.

Reconstrucción de una Mastectomía lateral

Tomar la decisión para una reconstrucción mamaria puede ser complicado para aquellas mujeres que le han realizado una operación quirúrgica en una de sus mamas. No todas las mujeres tienen problemas con su reconstrucción, pero estas 2 primeras historias ponen de manifiesto  algunas de las  posibles dificultades.

Rebecca G. de New York 

reconstruction non reconstruction experiencesRebecca recibió una reconstrucción mamaria a la vez que la cirugía de mastectomía. Antes de tomar su decisión había realizado sus deberes: “hablé con dos cirujanos plásticos. 

Atendía a grupos de apoyo para la reconstrucción SHARE (un centro de investigación en Nueva York para cáncer de mama y ovarios) y otro sonorizado por JALBCA (Acción de Jueces y Abogados para Cáncer de Mama)”.

Sin embargo, el procedimiento quirúrgico resultó más incómodo de lo que esperaba. “Sentía el expansor tisular como un peso en mi pecho.  Realmente fue muy incómodo tanto física como emocionalmente. Llegue a pensar en un punto si era buena idea realizar la reconstrucción en el mismo momento que la mastectomía.

Nunca me  rehíce el pezón. Tuve suficientes cosas hechas con mis pechos. Fue el sentido de humor de mi marido que realmente me ayudó.  Llamaba a mi pecho reconstruido “la teta bi Rebecca explica su decisión de realizar una mamoplastia en la otra mama algunas años después: “Aparentemente se puede poner una persona en la luna, pero no se puede crear una mama caída de 47 años – tan solo pechos prominentes de una diecisiete añera. Mi cirujano plástico recomendó realizar un implante en el otro pecho para que se asemejase.  Mis pechos siempre han tenido una forma péndula. Recuerdo mi cirujano comentando que tendría un magnífico escote tras la reconstrucción. Siempre he deseado tener un escote bonito pero mis pechos estaban demasiados separado.

reconstruction non reconstruction experiences

Pregunté a todo mi equipo médico (oncólogos, radiólogos, cirujanos y ginecólogos) si la elevación del pecho afectaría a mi pecho “sano” de alguna manera. Todos estaban de acuerdo que no habría ningún problema.

Pero los resultados fueron decepcionantes. “(Fue) mucho más doloroso de lo que me esperaba. También existía la posibilidad de perder la sensibilidad de este pecho también.  No sé porque permití que los cirujanos me convencieran de esto.  Les dejé cortar un pecho perfectamente sano. Ya no parecía a mi pecho. Creo que pensé que después de la elevación volvería ser “normal”, lo que quiera que signifique esto. En cambio, me sentí como si hubiera perdido a los dos pechos.

Reconstruction Non-reconstruction Experiences“Mi marido es la única persona con quien estoy desnuda y a él no le importa. ¿Y que importaba tener un pecho prominente y el otro caído? Creo que molestaba más al cirujano plástico que a mí. “Unos años meses más tarde, mi radiólogo me dijo que mi “mama cristalina derecha” tenía algunas zonas en las que le gustaría realizar una biopsia, dado que era imposible diferencia entre tejido cancerígeno y tejido de la cicatriz. La elevación mamaria fue realizado hace un año y el resultado de la mamografía me tiene aterrorizada.”

Sin embargo, Rebecca ha encontrado un beneficio: “pensando en positivo, es agradable salir corriendo y no necesitar llevar un sujetador.” 

Nancy S. de California

Una biopsia relevó un tumor de 2.1 cm en el cuadrante inferior izquierdo de su mama. Por este motivo Nancy decidió que la mejor solución era una mastectomía. 

“Para ser sincera, nunca consideré el no someterme a una reconstrucción. Hable con ocho mujeres que habían superado el cáncer de mama y dos cirujanos plásticos. El primer cirujano plástico dedicó bastante tiempo hablando sobre las diferentes opciones disponibles. No tenía preferencia por ningún procedimiento. Me explico que las probabilidades de tener una infección era más alto si se realizaba la reconstrucción con implante a la vez que la mastectomía, que si se esperase a una fecha posterior para realizar la cirugía con implante. Era fácil hablar con él, me desvió la mente del cáncer y hacia consideraciones cosméticos. El segundo cirujano me enseño numerosas imágenes de procedimientos  quirúrgicos con el predicamento de cirugía reconstrucción Flap con tejido del abdomen. Me mostró numerosas imágenes del procedimiento  que resultaron un poco molestas para mí, ya que soy una persona que le desagrada ver sangre e incisiones, etc…

"Todo el enfoque sobre la reconstrucción fue posible debido a que la probabilidad de afectación ganglionar era muy baja. Mis marcadores tumorales no eran indicativos de una enfermedad más avanzada. La quimioterapia fue una posible opción debido a mi edad (49). Me dijeron que la elección de una mastectomía también eliminaría la necesidad de la radiación (un tratamiento que sin duda habría cambiado mi decisión de tener implantes puesto en el momento de la cirugía inicial).

Reconstruction Non-reconstruction Experiences“Finalmente decidí realizar la reconstrucción con implantes a la vez que la mastectomía. Cuando me quitaron los vendajes tras la cirugía, estaba gratamente sorprendida por tener “pechos” (mi médico realizó una expansión con aproximadamente 200 CC de salino). Sin duda redujo el impacto de mastectomía y más llevadero.  Estaba muy contenta como mi elección.

“Finalmente, después de siete semanas, el médico me retiró el drenaje.  Ocho horas después tenía   40 ºC de Fiebre. Tras 24 horas de antibióticos vía intravenosa, el implante fue retirado. Estaba aliviada por tenerlo retirado porque podía proceder con la quimio y radioterapia.”

Tras la retirada del vendaje quirúrgico unos días más tarde, Nancy se dio cuenta que tenía una nueva preocupación: “Necesitaba una prótesis. No me había preparado para esta situación por lo que consulté las páginas amarillas y de camino al trabajo paré para comprar una prótesis de mama.

Igual pensarías que esto eliminaría para Siempre mi deseo para la reconstrucción. Sin embargo, una vez que finalizaron los tratamientos y había transcurrido tres años, Nancy tenía la sensación de que la prótesis de mama era como una “tercera rueda”.  Se sentía pegajosa y acalorada cuando jugaba al tenis. “No podía llevan una camiseta sin sujetador mientras trabajaba en  mi jardín por temor a que un vecino parase a charlar. 

"¿Me arrepiento de la decisión tomada? Sí. Pensándolo mejor, debería haber esperado hasta que supiera qué tratamiento posterior podría tener. También debería haber sido más positiva  e insistente con la retirada del implante. No dejaba de pensar que eventualmente mejoraría, pero al mantenerlo  me creó un resentimiento hacia mi cirujano plástico por anteponer el aspecto de la reconstrucción frente a mi necesidad de deshacerme de los drenajes y proceder con el tratamiento“.

“Una vez en la playa hacía body surfing con mi sobrino de 12 años, enganché una ola y la surfeé, cuando de repente mi prótesis de mama salió de mi bañador.  En otra ocasión cuando estaba de compras buscando un vestido de noche para una fiesta de navidad, me di cuenta que no encontraba un vestido en que me sentiría segura al inclinarme sobre el cuenco del ponché, al menos que el estoce estuviese a la altura de la clavícula.  Eventualmente, fueron estos sentimientos que me llevaron a considerar nuevamente las opciones para una construcción por segunda vez. Buscaba mi “libertad” por decirlo de alguna forma.”

Nancy volvió a investigar sus opciones: "Fui a tres cirujanos plásticos con la misma pregunta:" ¿Cuál es la tasa de éxito con un implante colocado debajo de la piel irradiada? ¿Cuáles son las complicaciones y cuáles son los porcentajes de cada uno? ¿Cómo sería el resultado final en comparación con un implante en una zona no irradiada? '(Estaba dispuesta a considerar el uso de mi propio tejido para una reconstrucción con colgajo.) El riesgo de encapsulación era del 20% y el resultado final de la piel no sería tan suave con la piel irradiada, además de posiblemente más difícil de igualar. Hice muchísima lectura y me sentía a gusto con la tasa aproximada del 80% de éxito.  Decidí tener el implante y que con cirugía para igualar en la otra mama.”

La fase de expansión duró seis meses y fue muy bien. La colocación del implante salino y elevación del pecho realizó sin ninguna incidencia, hasta que) seis semanas después de la cirugía experimentó una contracción capsular (cuando el tejido cicatrizal se endurece alrededor del implante.  “Desde entonces todo ha sido cuesta bajo. Hubo que retirar el implante encapsulada.” Han surgido complicaciones desde la cirugía que llevaron a otra cirugía, una capsulectomía, en un futuro próximo.

A pesar de las dificultades, Nancy mantiene una actitud positive. “Sé que base mi elección sobre los informes y acepto que soy una del 20% que tienen complicaciones.  Únicamente lo atribuyo a la mala suerte. Hecho de meno tener la opción de reconstruirme y hecho de manos la breve libertad experimentada cuando el implante me permitía más opciones de vestuario y diferentes tipos de sujetadores.  No obstante, ahora sé que no tendré una reconstrucción futura y que llevar una prótesis está bien. 

 

Mastectomía lateral sin reconstrucción

Rose O. de California 

En Septiembre 1994 Rose fue sometida a una cirugía de mastectomía. “La cuestión de una reconstrucción nunca surgió en ninguna de mis visitas al médico. No sabía que podía tener una reconstrucción a la misma ve que la mastectomía, por lo que pensé que la pregunta sobre la reconstrucción sería más adelante.”

reconstruction non reconstruction experiencesFinalmente volvió para una cirugía de reconstrucción. Rose comenta que su problema más importante es el equilibrio. “Nunca he deseado la posibilidad de una reconstrucción, pero no me gusta la forma en que mi cuerpo no está equilibrado. Mi pecho natural es muy grande, por lo que a veces es un problema.

“Mi cirujano plástico recientemente me comentó que podría considerar en una cirugía para la reconstrucción mamario con el fin de aportar a mi cuerpo mayor equilibrio.  Busque información sobre la rescontrucción, pero una vez leído la información decidí que preferería que me retirasen la otra mama. No sabía si mi seguro cubriría esta operación dado el tipo de cirugía.  Aún no he investigado la posbilidad.  Pienso que si tuviera la seguridad que el impanda no se encapsularía o algo similar, consideraría una reconstrucción. Ahora mismo no estoy preparada para tomar el riesgo.

Rose comenta que en ocasiones, vivir con una prótesis de mama puede resultar algo gracioso.

Hace una par de semanas me ocurrió algo gracioso.  Estaba en casa en frente del ordenador y no llevaba un sujetador con bolsillo, por lo que la prótesis de mama se deslizaba del sujetador hacia el centro. Me estaba volviendo loca, por lo que me quité la prótesis y la dejé encima de la cómoda.

“Estaba cuidado mi nieto de tres años en ese momento, y me olvidé que estaba en la habitación conmigo.  Sus ojos se abrieron como platos, y caminó hacia lo cómoda y con su dedito la tocó. Salió corriendo hacia mi marido y le dijo ` ¡Abuelo, lo he tocado!  ¡Ewww!’”

A pesar del momento embarazoso, Rose se siente cómoda siendo una mejer de solo un pecho. “Pienso que la aceptación total por parte de marido, y no importarle de que tenga un pecho dos, ha sido muy importante en cómo me sentía cómodo con los cambios corporales.  Después de siete años de la cirugía y tener solo un pecho, se ha convertido en lo que soy. Me gusta decir que tengo alguna cicatriz de las batallas, pero que he ganado la guerra contra el cáncer.

 

Mastectomía Bilateral SIN Reconstrucción

Lynne D. de Canadá

Inicialmente, a Lynne la realizaron una lumpectomía, cuando el informe de patología indicó que necesitaría más cirugía, y en cuyo caso su elección fue una mastectomía bilateral. Eligio no ser reconstruida.

“En principio, no tendría pechos – hecho que en nuestra sociedad tiene un impacto más sobre el atractivo sexual. Podría llevar prendas más escotadas, bañadores  y sujetadores normales, sin el riesgo de que el sujetador se subiera.

No quería pasar por cirugía innecesaria. Los implantes salinos implican más cirugía en caso de encapsulación del tejido cicatrizante o drenajes. La mama reconstruida no tendría el mismo aspecto que la mama natural. Reconstrucción mediante FLAP requiere aún más cirugía, y no estaba dispuesta a considerar el dolor, riesgo de infección ni la cicatriz. (Aunque pensé que la técnica Flap con tejido abdominal podría ser una buena opción.) También sentía que cualquier tipo de reconstrucción dificultaría cualquier detección futura.”

Mastectomía Bilateral con Reconstrucción

Pamela S. de California 

Hace más de una década, a Pamela la realizó una mastectomía subcutánea bilateral de forma profiláctica.  Una mastectomía subcutánea es una cirugía que conserva la piel y el pezón está intacto siempre y cuando se puede preservar la piel.  Explica “Como una mujer en los treinta, con ninguna evidencia de la enfermedad, pero si con una fuerte historial familiar de mamografías interpretables, no hubiese tenido una mastectomía tradicional, ni mi cirujano lo habría realizado. La única opción disponible para mí (sin considerar no hacer nada) era una mastectomía subcutánea con el implante inmediato debajo del músculo pectoral. 

“Conseguí varias opiniones segundaria y investigué mis opciones en profundidad. Mi cirujano plástico me mostró su experiencia enseñándome fotos de otras pacientes a quien le ha realizado el mismo procedimiento quirúrgico. Mi marido, que es cirujano ortopédicos, fue´ de gran ayuda con los temas clínicos para tomar la decisión y un gran apoyo emocional.”

Más de 10 años después, comenta, “Mi preocupación en el momento de la cirugía eran los resultados cosméticos. Resultó que tuve un muy buen resultado. Si no comparto mi experiencia, nadie sabría que fui sometida a una mastectomía bilateral con reconstrucción.”

Barbara D. de California 

Bárbara fue sometida a una mastectomía bilateral tras su segundo diagnóstico de cáncer de mama. “Tanto mi abuela como mi madre tuvieron cáncer de mama. Mi hermana eligió mastectomía profiláctica con reconstrucción.  Había visto su reconstrucción, por lo que cando mi cáncer volvió, sabía que quería mastectomía bilateral con reconstrucción.”

Sin embargo, a Bárbara no le realizaron la reconstrucción en el mismo momento que la cirugía para el cáncer de mama. Comenta que “Cuando fui a ver el cirujano plástico antes de la realización de la mastectomía, me comentó que debería esperar algo de tiempo para realizar el proceso de cirugía de reconstrucción.  Me lo había confirmado cuando le visité justo después de mi cirugía.  Aparentemente el cirujano necesitó raspar bastante tejido cancerígenos de la mama, por lo que necesitaba tiempo para cicatrizar.”

En cuanto a los resultados de Bárbara: “Debido a la gran retirada que tuvo que realizar el cirujano, no había suficiente tejido para la expansión.  Mi cirujano plástico no creía en rellenar en totalidad la cavidad, con el fin de permitir que los implantes se muevan un poco y dar una apariencia más natural. Con tejido de mis ingles, creó los pezones. Tienen un aspecto muy natural. Además tenía sensibilidad en la piel donde tengo los implantes. Aparentemente esto no sucede a todo el mundo. Estoy muy feliz con mi reconstrucción. Me encanta la posibilidad de no tener que llevar sujetador. Tan solo tengo uno, que no me pongo muy a menudo.”

Tomar la Decisión

Como puedes ver, hay muchas razones diversas prácticas y emocionales para elegir o no elegir la reconstrucción.  Es una decisión profundamente personal. La única opción “correcta” es la que se adapte a tus circunstancies particulares. A veces las circunstancias cambian y hay que volver a evaluar tus opciones, pero reconocer tus propios sentimientos es el paso más importante.

Estamos aquí para ayudar.

Después de la reconstrucción, si todavía necesita un poco de ayuda con el equilibrio y la simetría, Amoena está aquí.