Skip to main content
0
Navigation

VolvorVera Ora Habla Sobre Cancer de Mama y Salud Mental

Cómo su diagnóstico enseñó a la psiquiatra Vera Ora a enfocarse en su bienestar emocional

Vera Ora es Médico de Familia especializada en salud psiquiátrica, en Londres. Una exitosa mujer de carrera, Vera también está en el ojo público (tiene cerca de 50,000 seguidores en Instagram), famosa por derecho propio y como la madre de la superestrella Rita Ora. Fue diagnosticada con cáncer de mama en 2005, con solo 39 años.


A mediados de la década de los 90, Vera se mudó al Reino Unido desde Kosovo con su esposo y su joven familia, lo que representa un punto de inflexión importante al tener que adaptarse a una nueva forma de vida en un país extranjero. Con tres hijos pequeños que criar, a la vez  que intentaba aprender inglés para poder convalidar su título de medicina para ejercer como médico de cabecera en el Reino Unido, ahora cree que el estrés que tenía en ese momento contribuyó a su diagnóstico. "No tenía ningún bulto y no me sentía enferma", dice, "pero sí sentí algún tipo de intuición al respecto. Fui a mi médico de cabecera y pedí una mamografía, después de lo cual mi temor se convirtió en realidad ".

Vera recuerda el día en que le dijeron que tenía cáncer de mama: "Incluso ahora, mis emociones son crudas al respecto". Aunque tenía el apoyo de su familia más cercana, había dejado a muchos amigos y familiares en Kosovo, por lo que sintió que no había muchas personas a las que podría recurrir. Trató de controlar sus sentimientos para proteger a su esposo e hijos, pero ahora cree que esa no era la mejor manera de lidiar con eso: "Creo que es importante que haya personas que hablen contigo cuando recibes el diagnóstico. Es en este momento cuando necesitas el apoyo ".

Vera tenía un cáncer de mama agresivo, y le dijeron que necesitaría una mastectomía, seguida de radioterapia y quimioterapia. Aun siendo médico,  no la ayudó a sobrellevar su enfermedad mejor: "Estoy agradecida por el conocimiento que tenía sobre el cáncer de mama, pero esto no cambió lo que sentí por mí", comenta. En lugar de asistir a un grupo de apoyo, Vera optó por recibir terapia psicológica individual: "Tu estado emocional es la clave para la recuperación", dice. "No estaba preparada para enfrentarme a otras personas y hablar sobre mis sentimientos y emociones, pero la terapia de `tu a tu ´ ayudó bastante". Creo que es crucial conocer tus necesidades y buscar la ayuda adecuada para ti ".

Cómo se las arregló Vera Ora después de su mastectomía.

Al sentirse aislada y faltar su familia, Vera estaba ansiosa para que le dieran el alta hospitalario.  Por otro lado, mirarse en el espejo era un paso que no se sentía preparada para dar durante varias semanas. "En algún momento, el tratamiento llega a su fin,  pero las cicatrices  no desaparecen, siempre están ahí. Sentí que mi feminidad se había ido y no me sentía como una mujer. Había estado bastante orgulloso de mis senos antes de la cirugía, pero pasó un tiempo antes de comenzar a sentirme cómoda y segura, y volver a tener intimidad con mi pareja ”. Optar por una reconstrucción mamaria fue parte del proceso. "Estoy muy satisfecha con los resultados. Ahora, me siento bien conmigo misma, y creo que eso es muy importante para tu autoestima ".

Como tantas mujeres, Vera no estaba preparada para los efectos secundarios de la quimioterapia. “El cansancio y la enfermedad son realmente paralizantes, pero la cosa más devastadora para cualquier mujer es perder su cabello. Es lo que te pones todos los días. Gracias a Dios, mi pelo volvió a crecer tras pocas semanas, pero ciertamente me afectó ".  Como psiquiatra, sabía lo importante que era es la salud mental en términos para la recuperación, y cree que estudiar para convalidar su título de médico general en el Reino Unido le dio el enfoque que necesitaba. "Tenía mis exámenes programados. "Me comprometí a aprobarlos, y tuve la suerte de que esto mantenía mi mente ocupada y me dio algo de esperanza".

vera ora models melissa odabash

Sentirse positivo después de la cirugía de cáncer de mama

Desde su diagnóstico, Vera siente que su "nueva normalidad" es muy diferente. “La cirugía de cáncer de mama y el tratamiento me afectaron como mujer, madre y esposa, pero estaba decidida a hacer cambios positivos. He empezado a centrarme más en mí misma, a hacer las cosas que quiero hacer. Aprobar mis exámenes y conseguir un trabajo en el NHS me hizo sentir orgulloso de mí misma. Creo que el cáncer de mama también me ha hecho mejor médico. Ahora me relaciono mucho mejor con mis pacientes, entenderles y empatizar con ellos".

Además de comer bien y dedicar tiempo a hacer ejercicio, relajarse y disfrutar de los momentos familiares, el consejo clave de Vera para aumentar la confianza corporal es “ser feliz”. Y recuerda que puedes llegar y obtener el apoyo que necesitas para hacerlo. 

Pero para las mujeres recién diagnosticadas, yo recomendaría no apresurarse para tomar decisiones sobre el tratamiento. Obtén toda la información y el apoyo que necesitas: hay mucha disponible, solo debes ser consciente y ser proactiva. Trata de tener un objetivo en la vida para sentirte positiva ".