Skip to main content
0
Navigation

VolvorManeras fáciles de comer más sano

Algunas adiciones y sustracciones pueden conllevar una dieta mucho mejor

Maneras fáciles de comer más sanoSiempre es una buena idea comer bien. La alimentación saludable es particularmente importante durante y después del tratamiento del cáncer de mama. Mantener una dieta sana y equilibrada puede ayudar a reducir la fatiga, aumentar su nivel de energía y ayuda a perder el peso que usted pudo haber ganado durante los tratamientos. Si usted adopta ahora hábitos de alimentación saludables, también puede proteger su cuerpo de otras enfermedades como la diabetes y una enfermedad cardíaca en el futuro. 

Recuerde: no hay comida científicamente comprobada o dieta que puede curar o prevenir el cáncer. Sin embargo, hay alimentos que promueven la salud general y otros que deben ser minimizados o eliminados de su dieta. 

Es fácil comer más sano: Todo lo que tiene que saber es qué alimentos comer más y cuáles evitar. Esta lista le ayudará a empezar en la dirección correcta. 

Añada a su dieta

Frutas y verduras 

Si sólo quiere hacer un simple cambio en la dieta, este debe ser el siguiente: Coma más frutas y verduras. Algunos expertos recomiendan hasta 10 porciones diarias de frutas y verduras para los pacientes de cáncer. ¿Por qué?

  • Tienen un alto contenido en vitaminas y otros nutrientes, y son bajas en grasas. 
  • Su cuerpo absorbe los nutrientes de las frutas y verduras mucho más fácil y de forma más completa de lo que lo hace con los suplementos dietéticos, como las pastillas de vitaminas. 
  • Contienen antioxidantes: sustancias que pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. 
  • Son variadas y versátiles: se pueden comer con las comidas, como aperitivos o como zumos y batidos. 
  • Las frutas y verduras congeladas o enlatadas son tan nutritivas como las frescas. 

Agua 

Otra forma muy sencilla de mejorar su dieta es beber mucha agua, unos 8 vasos al día. ¿Por qué? 

  • No engorda. 
  • Evita los dolores de cabeza, fatiga y náuseas que pueden estar causados por la deshidratación. 
  • Si usted bebe mucha agua es menos probable que beba refrescos y otras bebidas procesados que aportan calorías vacías (calorías sin valor nutritivo) a su dieta. 

Los alimentos ricos en fibra (granos integrales, cereales, legumbres, frutas y verduras) Comer más fibra de los alimentos integrales es una buena idea, no porque cure el cáncer, sino porque ayuda a la digestión y puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón. 

Disminuya en su dieta 

Carne 

No hay ninguna prueba científica de que una dieta vegetariana ayude a prevenir o curar el cáncer. Así que usted no tiene que eliminar la carne de su dieta. Aún así, es una buena idea comer menos carne, porque tiene una gran cantidad de grasas saturadas que pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón. Coma más pollo y pescado, y menos carne de vacuno y cerdo. 

Grasas saturadas (que se encuentran en los productos lácteos enteros, aceites y carne) 

Comer menos grasas saturadas puede no prevenir la recurrencia del cáncer (no hay prueba de que lo haga), pero sí reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Durante el tratamiento del cáncer, es posible que en realidad deba comer más productos lácteos enteros para aumentar su ingesta de calorías, pero debe volver a una dieta baja en grasas una vez que los tratamientos hayan terminado. 

Alcohol 

No hay beneficios probados que el alcohol aporte a los pacientes con cáncer y hay alguna evidencia de que puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Beba lo menos posible. 

Azúcar refinado (blanco o moreno) 

El azúcar refinado es el tipo que se añade a casi todos los alimentos procesados. No se ha demostrado que afecte al cáncer de alguna manera, pero casi no tiene valor nutricional y puede hacer que se sienta cansado al causar cambios rápidos en su nivel de azúcar en la sangre. Si usted come una gran cantidad de azúcar sentirá menos ganas de comer alimentos saludables, así que debería intentar minimizar su consumo en su dieta. 

Referencias y Recursos 

  • Gran parte de la información de este artículo fue encontrada en "Nutrición durante y después del tratamiento del cáncer: Una guía para la elección informada de los supervivientes del cáncer", tal como se presenta en el sitio web de Sociedad Americana del Cáncer
  • Otra excelente fuente de información sobre dieta y nutrición es la sección de Vida Saludable de la página web de la Clínica Mayo